archivo

Archivos Mensuales: marzo 2014

Entonces partió por primera vez.
Se despidió de su escuela, su barrio, su ciudad, su perro y algunos materiales.

Cruzo la puerta sin saber cuando sería la hora de volver.
A dónde iría? Su ruta era incierta.

Muchos años pasaron.

Descubrió lugares hermosos y otros tantos horribles, encontró compania, disfruto de simples segundos, amo el sol y deseó las estrellas.

Aprendió a ser sencilla, pero complicada.
Se conoció a si misma, entendió que ESA era su vida.

Sentir el viento en la cara y el sol en los labios, se convirtió en su ritual.

La soledad, no le era un problema.
Las buenas compañías, bien recibidas.

Le gustaba caminar bajo la lluvia y en ocasiones tuvo algo de frío.
Descubrió parte de sus miedos y aprendió a afrontarlos.

Me dijo que tuvo el deseó un hogar alguna vez, pero abandonó su maleta y gano libertad.

Amo con locura, dejo una parte de si en ocasiones, pero siguió su camino.

Encontró pasión y estabilidad en lo que hacia.
Ella lo llamaba LIVERTAD.

Que buscaba? Se pregunto alguna vez.
Recorrer un camino en el cual sentirse viva. Fue su respuesta.

Dicen que no volvió sobre sus huellas siendo la misma persona.
Me consta que su viaje no ha terminado aún.
Me consta que partiría y volvería a partir repetidas veces.

No ha regresado aún, pero sigue allí.

Anuncios