Leones y silencio.

En la banalidad de mis pensamientos encuentro la paz.
La intensidad del bullicio limita mi capacidad de razonamiento.
La sensación de libertad se esconde tras largas palabras de difícil significado.

Los rugidos de los leones rompen el silencio de la noche.
El viento revuelve mi melena.
La tierra mojada atrapa mis sentidos.

La luces nocturnas guían mi andar.
Los escasos árboles serán mi refugio.
La lejana ciudad está en el olvido.
Estoy dentro, pero fuera.

Los leones se acercan.
Ya no tengo miedo.
Un profundo silencio nos conecta.
Somos mamiferos salvajes, fuertes y aventureros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: