Simples segundos.

Ya no tenia tanta fuerza como antes.
Ya no encontraba un espacio.
Aun peor, ya no encontraba nada en ningún sitio.

Una vez, hace mucho tiempo una de sus rodilla había tocado el asfalto.
Esa misma vez, la otra se había roto.
Fue la ultima vez que se sitio viva durante unos simples segundos.

Hospitales, doctores, cirujanos, enfermeras…
El sol no aparecía por esas ventanas.
No había brisa allí dentro.

Dolía. Dolía dentro y dolía fuera.
Quería salir, ver, sentir, olvidarse de todo.
Quería apoyar ese maldito pie sobre el asfalto y sentir que todo había terminado.

Quería sentir que no había limitaciones.
Tener fuerza, subir una montaña y sentirse libre.
Conducir, alejarse de allí y perderse por un tiempo.

Vivir su vida. Tomar sus decisiones.
Vivir como si mañana no existiera.

Era duro todo aquello.
Pero no estaba tan segura de haber aprendido la lección.

Aquellos simples segundos la mantenían viva.

IMG_5249

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: