Sin decir adiós

 

Recogí mis cosas y me fui.

Sin decir adiós, lo bese y crucee la puerta.

No esperaba una reacción.

No esperaba una respuerta.

 

Un armario vació.

Una maleta llena.

El camino hacia lo desconocido.

Nuevas experiencias.

 

Había pasado un tiempo.

Ya no recordaba su vos.

No recordaba su rostro.

Oí sus palabras y supe que era el.

 

Escuche.

 

Entonces, dije hola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: