archivo

Archivos Mensuales: mayo 2017

Una vez más un simple recuerdo de lo que algún día fue. 

Una tumba, una cruz, una imagen junto a muchas otras a lo largo de la carretera costera que se extiende de norte a sur, desde Colombo hasta Galle y serpentea de forma continua contorneando el país. 

No estoy segura de cuantas personas  habían  perdido su vida en aquellas aguas que crecieron descontroladamente alguna vez. 

Mi recorrido no fue suficiente para poder afirmar donde el daño había sido más importante. No estoy segura lo que había pasado, ni como, solo que todavía podías encontrar sus huellas. 

Anuncios

Entonces no había nada que yo pudiera hacer.Pasaría. 
Era inevitable. 
Me lo preguntarían una y otra vez.

Cuidad tras cuidad, pueblo tras pueblo.
Piel blanca y facciones difíciles de ocultar. 

Un blanco fácil, nunca mejor dicho.  
– Tuck tuck miss ? Where are you going?

Once again not prepare to leave.All the things that happened. 

All the things that it didn’t.
The water and the jungle makes my skin feel alive. 

The pink plastic and asphalt from those days are just part of the system.  
It won’t be Malaysia with a single change. 

The diversity of believers and the way they all face life nowadays make me feel respect, and also disappointment. 
The wonderful fake peace of the artificial agileness.

The ugly dirty and smelling side of paradises . 
I can get away from Malaysia.

But Malaysia will never get away from me. 
What I keep are memories and sensations. 

People and moments.

Places and feelings. 

 
Never ending sensations of diferents moments getting deeper inside of my head. 

Inside of my heart.

Can’t imagine Melaka without Andrew.
Can’t feel the wonderful peace of the green leafs and waterfalls without Nomads’s crew. 
There is no Gopeng without Najib. 
There is no Redang without Sari’s people, the turtles & diving team . 
And for sure there is not a Redang, if won’t be a chance to cleaning the beach on the afternoons with Bana.

 

It won’t be the same KL without Keith. 

It won’t be a Malaysia without all this.

It won’t be Malaysia without any of you. 

Lo leí.

Era para mi.

Hablaba de aquella noche.

Yo me había dormido, ni si quiera había aparecido por el bar.

….

La lluvia cayó todas las noches.

La última también.

Había sido un largo día para ambos.

Me acompañó hasta el final.

Nuestras almas se habían conocido lentamente en esos pocos días.

Nuestros labios no.

Pero nuestros dedos, aquella noche,  no nos querían dejar ir.

Me alejé y camine sin mirar atrás.

Mutuamente deseamos encontrarnos nuevamente.

El me había dejado una marca.
Yo le había dejado una el.

Fue un sonriente ‘hasta otra’ y no un adios.

Dias más tarde descubrí que aquel  texto de esa noche pasada era para mi.

Haberme cruzado con el era suficiente.

Yo sabía que gente así existía.

In front of me the see. 

The wind on my face .
The emptines. 

Freedom.

A big smile.

No words.
Water and jungle. 

In 10 days, it feels like home. 

Jungle running & jungle trekking.

Diving with sharks & snorkeling with tourtls.

Coral, mantas, fishes …  a lot of fishes.

Some more diving and a lot of photography.

Talking, walking, smoking.

Cleaning the beach.
 

I was there. 

My soul was there.

Didn’t wanted leave. 


.

.