Malasyan Journal #texto

Lo leí.

Era para mi.

Hablaba de aquella noche.

Yo me había dormido, ni si quiera había aparecido por el bar.

….

La lluvia cayó todas las noches.

La última también.

Había sido un largo día para ambos.

Me acompañó hasta el final.

Nuestras almas se habían conocido lentamente en esos pocos días.

Nuestros labios no.

Pero nuestros dedos, aquella noche,  no nos querían dejar ir.

Me alejé y camine sin mirar atrás.

Mutuamente deseamos encontrarnos nuevamente.

El me había dejado una marca.
Yo le había dejado una el.

Fue un sonriente ‘hasta otra’ y no un adios.

Dias más tarde descubrí que aquel  texto de esa noche pasada era para mi.

Haberme cruzado con el era suficiente.

Yo sabía que gente así existía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: