archivo

Archivos Mensuales: abril 2019

Nací en Uruguay hace algo más de 30 años.

De mis raíces charruas poco queda.

Después de haber sido niña, hija, hermana, nieta, amiga y madre.

Y de haber sido emigrante e inmigrante, aveces ilegal y otras legal.

Después de haber vivido en 3 continentes, más de 5 países y aproximadamente unas 10 ciudades.

Después de haber viajado por más de 25 países.

Después de haber escuchado sus músicas, probado sus sabores, olido sus aromas, tocado sus texturas, hablado con sus gentes, respetado sus cultos y vestido sus atuendos.

Después de haberme cruzado con ideales, dioses, reyes, políticos y dictadores.

Después de haber subido montañas, sentido la vibración de los volcanes, cruzado helados glaciares, escalado algunas rocas, buceado en sus profundidades y sentido sus vientos .

Después de todo esto, me preguntan de donde soy. .

⁃ De donde soy ?. Retumba en mis oídos.

⁃ No soy de aquí. Ni soy de allá. Reflexionó para mis adentros.

Soy de una nueva clase de ciudadanos, los cuales no se definen únicamente por el color de una piel, el idioma de un pasaporte, una nacionalidad, un territorio con fronteras, una condición de género, una religión o ideales políticos.

Soy de aquella clase de ciudadano de ninguna parte, que podría ser de todas las partes.

Soy una más de aquel millón de millones que a la vez quiere entender lo in entendible.

Soy aquella milésima de globalización que ha valido la pena que existiese.

Soy de los que ha viajado desde casa, con la cabeza y también con botas.

Soy de aquellos que tiene miedo a los cambios y a lo nuevo. Y los afrenta.

Soy de los que escucha y no se calla. Valora el ser valorada y disfruta el silencio.

Soy tan distinta a mis iguales, que ya he perdido aquella sensación de pertenecía innata.

Soy unos de los tantos ciudadano de ninguna parte que aún Puebla nuestro planeta.

Anuncios