Nací en Uruguay hace algo más de 30 años.

De mis raíces charruas poco queda.

Después de haber sido niña, hija, hermana, nieta, amiga y madre.

Y de haber sido emigrante e inmigrante, aveces ilegal y otras legal.

Después de haber vivido en 3 continentes, más de 5 países y aproximadamente unas 10 ciudades.

Después de haber viajado por más de 25 países.

Después de haber escuchado sus músicas, probado sus sabores, olido sus aromas, tocado sus texturas, hablado con sus gentes, respetado sus cultos y vestido sus atuendos.

Después de haberme cruzado con ideales, dioses, reyes, políticos y dictadores.

Después de haber subido montañas, sentido la vibración de los volcanes, cruzado helados glaciares, escalado algunas rocas, buceado en sus profundidades y sentido sus vientos .

Después de todo esto, me preguntan de donde soy. .

⁃ De donde soy ?. Retumba en mis oídos.

⁃ No soy de aquí. Ni soy de allá. Reflexionó para mis adentros.

Soy de una nueva clase de ciudadanos, los cuales no se definen únicamente por el color de una piel, el idioma de un pasaporte, una nacionalidad, un territorio con fronteras, una condición de género, una religión o ideales políticos.

Soy de aquella clase de ciudadano de ninguna parte, que podría ser de todas las partes.

Soy una más de aquel millón de millones que a la vez quiere entender lo in entendible.

Soy aquella milésima de globalización que ha valido la pena que existiese.

Soy de los que ha viajado desde casa, con la cabeza y también con botas.

Soy de aquellos que tiene miedo a los cambios y a lo nuevo. Y los afrenta.

Soy de los que escucha y no se calla. Valora el ser valorada y disfruta el silencio.

Soy tan distinta a mis iguales, que ya he perdido aquella sensación de pertenecía innata.

Soy unos de los tantos ciudadano de ninguna parte que aún Puebla nuestro planeta.

Anuncios

Entonces todo cambio.

Ya no estaba sola.

Ya no éramos dos.

Simplemente, aquel día pasamos a ser tres.

La realidad era tan distinta entonces.

El tiempo era oro y la liberad de acción un misterio.

Un sentimiento encontrado entre felicidad con “como me gustaría …”

Que si me gustaba la experiencia?

Si, me gustaba.

Que si era feliz ?

Si que lo era!

Que si sabia de que iría todo eso ?

No tenía ni idea.

Entonces…

Cuál era plan ?

El plan era que no había plan.

Lo haríamos posible, juntos.

Y fue allí cuando todo comenzó.

Otra cuidad, otro país y otro idioma.

Otro curro.

Otra época desafiante en otro modo.

Como tantas otras que ya habíamos pasado juntos.

Está vez no tan alejados de la realidad europea.

Mi fotografía como fuente económica, simplemente incompatible.

Las imerciones pasadas, pasaron a ser un simple recuerdo.

Entonces me di cuenta.

Como lo haría ???

Como lo haríamos ??

Aquello que me daba libertad económica y de espíritu, era actividades incompatible con la maternidad.

Su risa y su sonrisa le daban sentido a aquella falta.

Entonces ávidamente me pregunté; Volverá a ser lo mismo alguna vez ?

Un simple NO lo era todo y nada a la vez.

Un suave y dulce susurro rompió el silencio; “We gonna make it, we are together. We are three now, remember. !

The paradise was destroyed some years ago already. After the Asian economical crisis of the end of the 90″, the new century had bring new opportunities to the Thai people . The economy slowly got stronger and the Bath rise the price.

The passion of the human been about the money was stronger than nature. In a kingdom how has a disemployment rate of 1.4% and the 9.4% of the population is living under the poverty line, the tourism and trade are the strongest economical activities, the population seems don’t really think about sustainability and the individual wilde fight to survive had build up a country full of villains.
Villain how keep destroying the only thing how can not be replace it at all:
their own land and the tourism economical activity raping up the tourist charging them higher prices than Europe, a solution for today and a problem for tomorrow.

Non sustentable solutions make no future. A country with higher prices and pollution problems has not that much to offer to the world nowadays.
Pollution will destroy paradise as fast as new generations keep on doing things same way.
Rivers and seas with plastic bag water, mountains and beaches made out of trash, non reliable transportation system and non reliable people make a poor combination.

The visual paradise is gone already, the magic of the Thai people is under the money influence. Food, culture and Thai leguaje are trying to survive, but they are on the hands of Thai new villain generations how already learn how to deal with their own kingdom in their own way.

 

Una vez más un simple recuerdo de lo que algún día fue. 

Una tumba, una cruz, una imagen junto a muchas otras a lo largo de la carretera costera que se extiende de norte a sur, desde Colombo hasta Galle y serpentea de forma continua contorneando el país. 

No estoy segura de cuantas personas  habían  perdido su vida en aquellas aguas que crecieron descontroladamente alguna vez. 

Mi recorrido no fue suficiente para poder afirmar donde el daño había sido más importante. No estoy segura lo que había pasado, ni como, solo que todavía podías encontrar sus huellas. 

Once again not prepare to leave.All the things that happened. 

All the things that it didn’t.
The water and the jungle makes my skin feel alive. 

The pink plastic and asphalt from those days are just part of the system.  
It won’t be Malaysia with a single change. 

The diversity of believers and the way they all face life nowadays make me feel respect, and also disappointment. 
The wonderful fake peace of the artificial agileness.

The ugly dirty and smelling side of paradises . 
I can get away from Malaysia.

But Malaysia will never get away from me. 
What I keep are memories and sensations. 

People and moments.

Places and feelings. 

 
Never ending sensations of diferents moments getting deeper inside of my head. 

Inside of my heart.

Can’t imagine Melaka without Andrew.
Can’t feel the wonderful peace of the green leafs and waterfalls without Nomads’s crew. 
There is no Gopeng without Najib. 
There is no Redang without Sari’s people, the turtles & diving team . 
And for sure there is not a Redang, if won’t be a chance to cleaning the beach on the afternoons with Bana.

 

It won’t be the same KL without Keith. 

It won’t be a Malaysia without all this.

It won’t be Malaysia without any of you. 

Lo leí.

Era para mi.

Hablaba de aquella noche.

Yo me había dormido, ni si quiera había aparecido por el bar.

….

La lluvia cayó todas las noches.

La última también.

Había sido un largo día para ambos.

Me acompañó hasta el final.

Nuestras almas se habían conocido lentamente en esos pocos días.

Nuestros labios no.

Pero nuestros dedos, aquella noche,  no nos querían dejar ir.

Me alejé y camine sin mirar atrás.

Mutuamente deseamos encontrarnos nuevamente.

El me había dejado una marca.
Yo le había dejado una el.

Fue un sonriente ‘hasta otra’ y no un adios.

Dias más tarde descubrí que aquel  texto de esa noche pasada era para mi.

Haberme cruzado con el era suficiente.

Yo sabía que gente así existía.